Con una crianza muy caótica, confusa y dolorosa, fuí contaminado;
pude con paciencia mis malformaciones y deformaciones corregir;
fui muy carente de lo necesario, del esencial y elemental cuidado;
soy un ser que no tuvo maestro y solo como resiliente pude surgir.

Mantuve permanente conexión aún en la adversidad y en la diversidad;
no pude a tiempo liberar todo mi potencial desde la buena educación,
el ambiente y lo cultural se presentaron como desventaja y oscuridad,
al final en serenidad, con entusiasmo y desde el centro logré liberación.

Soy un ser que ha filtrado la big data para la buena información tomar,
me niego a la instrucción impositiva y que quiere tenerme dominado,
soy autodidacta y libre pensador por lo que no me dejo atormentar,
vivo en sociedad y también en comunidad, pero atento y concentrado.

Carecí de la guía que orienta y acompaña al niño con suma diligencia,
los riesgos fueron muy altos y siempre estuvo ausente la protección.
Solo el amor que está como plan de preeminencia y de contingencia,
en el camino me permitió ver nuevamente la luz con convicción.

Resiliencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.