Soy muy sensible y se observar,
anhelo que puedan identificarme
y conectados logren atesorar
la magnificencia y así amarme.

La comunicación está ausente,
la palabra sin melodía estorba,
se escuchar lo que es evidente,
eludo todo ruido y la zozobra.

Me muevo en aparente exceso,
fluye por mi cuerpo pura energía,
soy infatigable y no hago receso,
vuelo hacia la fuente con alegría.

Estoy centrado y soy serenidad,
más no atento ni concentrado,
soy reserva para la humanidad
que al niño siempre ha olvidado.

RESERVA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.