No es sino a inicio del siglo XX que se organiza este accionar médico, pedagógico y terapéutico al
que denominamos pediatría, disciplina integral, integradora y ampliada como lo propone Henryk
Goldszmit conocido como Janusz Korczak y Florencio Escardó, entre otros. Se ha identificado al
niño multidimensional: biológico, psicológico, social, espiritual, ecológico, evolutivo y cultural.

A la pediatría le antecede la obstetricia, a la que se la puede llamar su mamá, que sirve como
inspiración para el accionar médico de compromiso con la naturaleza y con la pureza, con la
puericultura que hace del cuidado la línea maestra para la identificación, la conservación del ser y
la serenidad expresada con inteligencia, inocencia e ingenuidad.

También es predecesora de la pediatría, la medicina interna que se la puede llamar su papá, con
su accionar de protección y terapéutico, ya que al ingresar el niño a este mundo como maduro
espiritual, para adquirir una humanidad en seis años nueve meses y ponerla a prueba en 12 años
hasta la mayoría de edad, en un ir y venir de serenidad y humanidad con sus procreadores, puede
tener padecimientos que hay que ayudar y apoyar para resolverlos y que continúe adaptándose y
evolucionando, madurando y creciendo y haciendo experiencias y desarrollándose.

Y de manera muy complementaria se suma la pedagogía como padrino de la pediatría, que es hilo
conductor para el accionar como guía para el mantenimiento de esa comunidad llamada hogar,
base para el manejo sostenible del niño y sus acompañantes en este mundo.
Sirve para la orientación y el acompañamiento que permite ver al niño como norte a seguir
haciendo experiencias para tomar esta gran oportunidad de mantenernos como seres humanos
plenamente funcionales.

Esto pone de manifiesto la nobleza para tener la oportunidad, como seres humanos, de
desempeñarnos como médicos pediatras integrales, integradores y ampliados, por lo que pongo
en el siguiente escrito, hecho desde mi corazón, lo mínimo indispensable para poder cumplir este
accionar.

 

Pediatría como Disciplina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.