Juego desde los inicios de mi humanidad
en claustro materno, naturaleza y hogar,
librándome de interferencias con serenidad,
creciendo y desarrollando para evolucionar.

El deporte y el juego fomentan lo esencial,
con valores, principios y virtudes para avanzar.
Cuidan al cuerpo, a la mente y a lo espiritual,
protegen, anticipan y actúan para así guiar.

Actividad física y recreación en comunión,
permiten contactar y fluir en la naturaleza.
Con sensibilidad, inteligencia y convicción
unido a la higiene integral, cuido la pureza.

Armonizo estudiar, trabajar, laborar y la acción
para con sostenibilidad lo requerido satisfacer,
intercambiando en balance y en cooperación;
medito, descanso, duermo y mantengo mi SER.

Actividades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.