Traigo el propósito de a los humanos iluminar,
estoy en plenitud, éxtasis en unidad y conexión,
tengo la clara inteligencia y amor para brindar
para que así puedan juntos salir de la confusión.

No tengo humanidad y la vamos a conseguir
en un monasterio, la mujer llamada madre,
con matriz y claustro uterino un cuerpo para vivir.
para luego de 280 días nacer y ver a mi padre.

También debo con higiene una mente poseer
en 720 días en hogar para el mundo identificar,
tomando de mis padres lo mejor para permanecer
y ustedes al ser mamá y papá conmigo participar.

Requiero principios y valores para el bien vivir
con virtudes, mis dones y talentos expresar,
conviviendo en bienestar para poder coexistir
y en 1500 días con abuelos lo altruista emular.

EL PROPÓSITO DEL NIÑO

Un pensamiento en “EL PROPÓSITO DEL NIÑO

  • 8 julio 2020 a las 22:27
    Enlace permanente

    Felicitaciones. Muy profunda poesía. Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.