Durante el periodo de gestación, los padres han sido acompañados por el
obstetra, y al termino de este, le llega al niño la hora de nacer, generalmente a los
9 meses.
En ese momento el niño es totalmente dependiente de sus cuidadores y
protectores, quienes son los que lo acompañarán en el propósito de buscar
humanidad en los primeros 6 años y de ponerla a prueba de los 6 a los 21 años,
cuando logra su emancipación.

En esta tarea, los cuidadores y protectores no se encuentran solos, ya que serán
guiados por pediatras y pedagogos que van a validar lo que ustedes desde su
corazón ya saben.
Estas son las principales sugerencias que mantienen el vínculo con su niño:

1. Contacto piel con piel de manera serena que le permite al niño recrear el
ambiente intrauterino, estabilizar su temperatura hasta que lo pueda hacer
por sí mismo y recibir los microbios de la madre para desarrollar su sistema
inmune. Mantener las condiciones físicas del ambiente de la habitación de
acuerdo con el confort de la mamá.

2. Amamantar de modo que se supere el acto de alimentar. La leche materna
ingerida asegura todos los requerimientos nutricionales incluyendo el agua
y los microorganismos.Evitar la costumbre de sacar gases.

3. Cargarlo en brazos para favorecer su percepción de interioridad, la
relajación muscular y la interacción multisensorial.

4. Lavarse las manos antes de estar en contacto con el niño y después del
manejo de sus excretas. Evitarle el contacto con otras personas
especialmente si estas padecen alguna enfermedad por muy leve que
parezca.

5. Mantener el cordón umbilical sin cubrir y si es necesario limpiarlo, hacerlo
solo con agua. Realizar el primer baño luego de que este se caiga.
6. Los tres primeros días orinará poco y de ahí en adelante lo hará en número
de veces similar al número de días de vida, hasta llegar a 20.

7. La primera deposición del niño se llama meconio, tiene un color negro o
verde oscuro y de consistencia viscosa; ocurre generalmente en las
primeras 24 horas y puede durar por tres días. Luego se presentan las
deposiciones de transición de aspecto diarreico por otros tres días.
Después de la primera semana ya tenemos heces fecales amarillas, sin mal
olor y de consistencia suave. En el primer mes la frecuencia de la
deposición es equivalente a la de la alimentación.

8. La ropa ha de ser suave, holgada, de colores pastel y alternar blanco y
negro. No se recomienda el uso de faja, guantes o medias. En las primeras
24 horas y en ambientes fríos, ha de usarse el gorro. Es importante la
exposición mesurada al sol de forma indirecta durante los 6 primeros
meses. Evitar uso de talco, colonias y aceites.

9. El periodo de sueño del niño es de entre 15 y 20 horas diarias durante el
primer mes, en periodos cortos de entre media y 2 horas, y largos de 4 a 6
horas, moviéndose periódicamente y siempre lo mas cerca a la madre.

10.Tenga presente los signos de alarma: Rechazo al pecho por mas de 6
horas; tos persistente; vomito amarillo o verde a toda ingesta o más de tres
vómitos en 12 horas; piel fría o de coloración amarilla, pálida o azul; falta de
eliminación urinaria o fecal; presencia de sangre en heces fecales y orina;
alza o baja de la temperatura corporal y alteración de la respiración.

Recuerden que ustedes son tan nuevos en la función de padres como su niño lo
es para la vida, por lo que es conveniente acudir periódicamente a la consulta
pediátrica.

Dr. Bosco Alcívar Dueñas Md.
Pediatra Integral

SUGERENCIAS PARA EL CUIDADO Y PROTECCIÓN DEL RECIÉN NACIDO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.