YO SOY atento, concentrado y centrado;
poseedor de dones, talentos y virtudes.
Existiendo en un mar de amor colmado,
unido a la fuente y viendo similitudes.

La agresión es vacía para el ser calmado,
la acción no me conduce a la reacción,
la inercia no me mantiene paralizado,
ni me moviliza la fuerza y la aceleración.

Desde la no mente no hay interpretación,
tampoco percepción, ni hay la memoria.
El lenguaje con la palabra dan confusión;
el silencio da la alegría, la dicha y la gloria.

La imaginación no es amiga de la verdad,
origina las visiones y también las ilusiones.
Fluyo desde la pureza con mi naturalidad
y desde la serenidad hago las elecciones.

Serenidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.