Aprehendo todo mientras crezco y maduro,
con las experiencias que me hacen desarrollar,
a respirar, a comer, a moverme bien y sin apuro,
con dolor, hambre y miedo, poderme relacionar.

La comunicación se hace posible por lo sensorial,
con el tacto, el olfato, el gusto, la visión y la audición,
captando códigos y la palabra para lo convencional,
sin perder con la fuente y la unidad divina conexión.

Aprehendo a leer, escribir, pintar, cantar, caminar y nadar,
también a danzar y a seleccionar lo de básica utilidad,
eliminando hasta lo mínimo que me pueda molestar,
adquiriendo así una ejemplar y próspera humanidad.

Procura intervenir sin a mi inteligencia jamás interferir,
no soy racional para seguir tus confusas instrucciones,
dame las herramientas para con sabiduría construir
y germinar, para dar a obstáculos, precisas soluciones.

Germinar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.