Amelie

La luna sin pedirle al sol su luz refleja,
desapareciendo así la temida oscuridad,
igual tu alma nos acerca y no nos aleja,
del espíritu no visto por la humanidad.

Posees la misma libertad e inteligencia,
que permite jugar sin parar y sin reparar,
siendo persistente y teniendo paciencia,
logrando así todos los obstáculos superar.

Has crecido con lo querido y lo requerido,
con ingenuidad, inocencia, tu luz y grandeza,
siendo la oportunidad para ver lo escondido,
como lo es la verdad, la bondad y la belleza.

Es tu primer septenio como dice Steiner,
en el camino de la vida que debes transcurrir,
con respeto y amor para poder permanecer,
y en alegría y dicha AMELIE, jamás desistir.

Con el Amor de TU HOGAR.

El Primer Septenio de AMELIE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.