El actuar como un guía para vigilar y observar
un proceso que siendo muy bien comprendido
en su grandeza y su pureza nos permite avanzar
en el peregrinar como emigrante comprometido.

Acompañar para transformar la parentalidad,
también la conocida familia al merecido hogar,
de vivir en sociedad a hacerlo en la comunidad,
de ver lo objetivo, subjetivo a lo sublime sin par.

Con orientaciones que den dirección y sentido,
sin limitar el alcance del poder lograr despertar,
descongelar el cuerpo para sentir lo contenido,
la vitalidad que siendo transitoria hay que usar.

También asesorar con consejos y sugerencias,
que permitan a la mente expresar sensibilidad.
Al ego poder fluir y permitir las conveniencias
de lo concreto y abstracto con la racionalidad.

El Pediatra Guía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.