EL niño en los seis primeros años y nueve meses
como ser trascendente espiritual, adquiere lo
básico de la biología, de la mente y la elemental
vía de asociatividad.

Se introduce gradualmente en el espacio
tridimensional en los primeros seis años.

Interioriza lentamente el tiempo cronológico y
sus colaterales hasta los doce años

Tolera la cultura y lo manifestado culturalmente
hasta los dieciocho a veintiún años.

Y como adulto suma a su inteligencia, inocencia
e ingenuidad, la racionalidad.

Niño gradualmente humano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.