Desde onda a la partícula me visualizan
la materia y energía para los recambios,
información y emociones nos comunican,
con presiones y flujos para intercambios.

El oxígeno del aire tiene la divina misión
y al nitrógeno y a otros gases asociado.
Ingresan gracias a un gradiente de presión
y se cambia con el CO2 que es eliminado.

Músculos, neuronas y nervios se habilitan
para a la presión atmosférica adaptarme
y a la fuerza de gravedad que me limitan.
Logrando desplazarme y llegar a pararme.

La cultura genera una presión de intención
y propósito para así adquirir la humanidad,
llegando a ser un adulto libre de confusión.
Ser humano conectado a la eterna unidad.

Flujos y Presiones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.