Ser pediatra es más que privilegio y profesión,
es más que la divina y reveladora vocación,
es más que trabajo,labor y acción;es devoción y elección,
es formación y lograr de lo secular transformación.

Ser pediatra exige actuar con compasión y responsabilidad,
es habilidad,destreza y talento a favor del niño y lo sagrado,
es un ejercicio de ciencia,consciencia,serenidad y humanidad,
es crecer junto a otros en hogar y comunidad con agrado.

Ser pediatra es un acto de mucho respeto y de amor,
es ver en debilidades,deficiencias y defectos un potencial,
es vencer obstáculos para crecer y desarrollar sin temor
es emancipación,es tener consciencia ecológica y social.

Ser pediatra es más que ser un medico o técnico o científico formal,
es tener como ser,madurez espiritual, y como humano,darnos la mano,
es valorar lo habitual y lo natural sin confundir lo patológico con lo normal,
es tener inocencia,ingenuidad e inteligencia de niño y de ser humano

SER PEDIATRA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.