Cuidado y protección

 

El niño es un extraño en un mundo maravilloso y deslumbrante que
desea descubrir y no tiene la mínima idea de los desafíos que deberá
enfrentar para poder adaptarse y evolucionar.
Es responsabilidad de sus cuidadores y protectores dimensionar los
riesgos para poder enfrentarlos, creándole un ambiente seguro
(especialmente antes de los 6 años).
La búsqueda de seguridad ha de ser permanente durante toda la vida,
ya que los riegos van cambiando con el crecimiento y desarrollo del
niño.
Debemos convertir estas medidas en autocuidado y autoprotección.
RECUERDE:
Valora la vida del niño por sobre las cosas materiales.
Lo más permanente de la vida es el cambio.
Evite la sobreprotección y prepárese emocionalmente para las lesiones
menores que son las huellas del tránsito por la infancia.
Tenga presente la edad del niño, sus intereses, sus habilidades, sus
destrezas y sus talentos ya que que por sí solos constituyen factores
predisponentes para lesiones.
Con criterio de prevención mencionaremos las siguientes reglas de
seguridad:
1. Descarte la idea de “accidente”, porque ella supone la ocurrencia de
eventos por casualidad y limita la capacidad de prevención.
2. Todo niño dejado solo es un niño en peligro.
3. Nada está fuera del alcance de un niño para siempre; no importa lo
alto que esté o lo bien escondido.
4. El silencio repentino en un grupo de niños es una señal de alarma,
más aún si no están dentro del campo visual de quien los vigila.
5. Los niños menores de 15 kilos deben viajar en una silla especial
asegurada al asiento trasero del vehículo.
6. Todo niño menor de 12 años debe cruzar la calle acompañado de
un adulto.
7. Quien da seguridad al niño es el cuidador o protector no los
elementos del ambiente como una puerta, una cerradura o una reja.
8. Enseñe las medidas de seguridad con el ejemplo y refuerce con
palabras. Háblele poniéndose a la altura del niño.
9. Todos los elementos del entorno del niño pueden ser potencialmente
peligrosos.
10. Evite el uso del andador.
11. Pruebe los alimentos antes de dárselos al niño.
12. Lea las etiquetas y fechas de vencimiento de los productos que le
va a suministrar al niño.
13. Tenga en cuenta el tamaño de los alimentos y elementos que
manipula el niño, ya que pueden causar asfixia.
14. Inspecciona la seguridad del entorno del niño para detectar factores
de riesgo.
15. El sitio más seguro para un niño es el más próximo al suelo.
16. Los niños y las mascotas son buenos aliados, pero no hay que
olvidar su respectiva naturaleza.
Es conveniente que la población más protegida de este mundo sea la niñez

PAUTAS DE SEGURIDAD PARA EL NIÑO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.