Al ir con mis padres a tu consulta, se gentil,
ten presente mi conducta, asi como mi edad,
las fobias, la ansiedad, el ser renuente u hostil,
también el ser cooperador y sentir comodidad.

Si la fobia predomina ten mesura, soy criatura,
con gradualidad disminuiré el miedo y aceptaré,
respeta mi situación con sensibilidad y ternura,
y asi tu proximidad cálida como garantía tendré.

Si voy por vez primera, me siento con ansiedad,
debes decirme, mostrarme lo que me vas hacer,
así podré comprobar que no dará incomodidad,
beneficiándonos con tu ayuda y así agradecer.

Si soy renuente y hostil ten tolerancia y calma,
tengo recuerdos de vivencias y experiencias,
modula tu voz , tus gestos y muéstra tu alma,
asi superaremos y buscaremos conveniencias.

Es viable que con confianza sea cooperador,
facilitando tu accionar que permita reflexionar,
siendo actuante del tierno proceder contenedor,
o frente a un modelo dejarme examinar.

LA CONSULTA PEDIÁTRICA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.