Excelencia


Si visualizo mi identidad como ser infinito,
si me esmero en el cuidado y la protección,
si con libertad y con el ocio no me delimito,
si mi subsistencia es acción y es devoción,
si como luz soy protagónico y no un mito,
si participo en la unidad y en la comunidad,
si veo la misma verdad con entendimiento,
si con amor estamos juntos en humanidad,
si soy creativo y eso me da entretenimiento,
si soy coherente, hay excelencia y dignidad.

La unidad

Desde la unidad y sin ego tengo la plenitud,
disfruto de la alegría, la dicha y la inteligencia.
En ausencia de los opuestos soy la pulcritud
y con la sabiduría de niño veo la evidencia.

Como humano racional percibo la realidad,
que desde la sociedad se inicia con placer
y cuando no es suficiente, lo es la felicidad
perseguida a toda costa pudiendo perecer.

Las carencias dan dolor y dan sufrimiento
por estar a lo banal y perecedero aferrado,
traduciendo el vacío que da remordimiento,
extraviado del camino, confundido y aterrado.

Y fluyo desde la serenidad y del entusiasmo;
desde la comodidad vivo en franca dualidad,
desde la ansiedad, el duelo y no me calmo,
y desde la depresión, la agonía y la fatalidad.

Un lugar como un hogar

El lugar donde el espacio y el tiempo desaparecen,
donde la conexión supera a la clara comunicación,
donde los oscuros estados de ánimo se esclarecen,
donde desde la unidad y la fuente hay la solución.

El lugar donde el amor es un darse sin cansarse,
donde hay compasión, misericordia y devoción,
donde la esperanza y la fe promueven el cuidarse,
donde se unen asistencia, atención y protección.

El lugar de claro humor: Silencio, sonrisa y el llanto,
donde el ser supera al hacer sin ocultar lo evidente,
donde nada se pide y la divinidad brinda encanto,
donde hay solo serenidad, se es digno y prudente.

El lugar de confidencialidad y donde se puede fluir,
donde es indispensable el diálogo y no la mera lucha,
donde se puede y debe intervenir pero nunca interferir,
donde se es protagónico, participativo y se escucha.

El lugar de guía, de orientación y de buena asesoría,
donde el consejo que es pedido es muy bien acogido,
donde hay calidez en un aquí y en un ahora de armonía,
Ese es el consultorio médico pediátrico preferido.

Pensamiento Lateral

Como niño me conecto siendo extrasensorial
con pensamiento lateral logro comunicarme.
Comparando y contrastando lo circunstancial
con analogías y metáforas pueden hablarme.

Observo, reflexiono y medito con inteligencia.
Contrasto sin indiferencia marcadas diferencias
que me permiten comportarme con diligencia,
comprobando lo que sobra y las insuficiencias.

Comparo con mesura las mínimas semejanzas
viendo siempre desde la luz todo como unidad.
También la parte, los efectos y todas las causas
los medios, fines, tiempo, espacio y comunidad.

Busco las analogías en todas las formas de vida
respetando, admirando y amando a la divinidad
y a nuestro planeta tierra, casa que da cabida
a los seres y a quién va ha adquirir humanidad.

También me son útiles las metáforas ejemplares
que aumentan comprensión y evitan la confusión
conformándose así en otro de mis básicos pilares
y completando mi excepcional sensopercepción.

SENSOPERCEPCIÓN

Solo juntos, niños y adultos sanos,
podemos sentir y percibir lo sutil,
en la luz y en unidad identificarnos
y con lo extrasensorial ver lo pueril.

Y desde la intuición te acercarás
buscando como papás la simetría,
en el aquí y en el ahora me cuidarás
con el compromiso y con maestría.

Con la razón utilizarás los sentidos
y como adulto percibirás la realidad,
estando distraídos y confundidos
lo que sin mesura es una calamidad.

Solo desde la sabiduría depurada
con inteligencia podemos ver la vía,
que nos conduce a la fuente sagrada
con humana serenidad y la buena guía.

La crisis de nacer

Del confortable y sereno claustro uterino
que otorga el cuidado, asistencia, atención
y la materna protección como acto divino;
naceré con esmerada y digna contención.

Me separan del cordón umbilical a tiempo
cuando el organismo continúa sin decaer
reflejándose en color, tono y movimiento,
evidenciando suficiencia para no perecer.

Soy niño con energía de máxima expresión.
Humano que la utiliza como electricidad
y lo químico y lo mecánico en asociación,
disipando calor bajo control y comodidad.

Como altricial que más cuidado requiero
debo a mis padres improntar y plasmarme
teniendo que olerme, aliándose con esmero,
dando como efecto la acción de cuidarme.

También los microbios de mi madre tomaré,
de mucosas, piel y pecho de modo gradual.
Junto al amor y emociones armonía tendré
para defenderme desde lo esencial.

Todo me conduce a el control elemental,
de la nueva biología base de mi humanidad,
adquiriendo de manera estable lo mental
y lo social sin desconectarme de la unidad.

Honor, Valor y Dignidad


Yo soy niño y eso es el máximo honor,
traigo luz para brindar a la humanidad.
La inteligencia está siempre a mi favor,
con valor, respeto, amor y dignidad.

Cuento con el poder de la intención,
para con sentido y propósito crecer.
Le encuentro casi a todo la solución,
los obstáculos no me hacen perecer.

Debo adquirir una humanidad ejemplar,
conservo el cuerpo con máxima vitalidad.
Con mente limpia el mundo contemplar,
con balance, altruismo y sostenibilidad.

Vivo el día como una hazaña y aventura,
evitando caer en tedio y en la rutina fútil.
Obtengo experiencias únicas sin premura,
siempre voy junto a lo sublime y a lo sutil.

La luz

Un ser de luz que invoca a la dignidad,
vida de calidad y bienestar sin egoísmo,
mente con autoestima y con claridad,
es defensor de su esencia y de sí mismo.

Es verdad, bondad y belleza para cuidar;
es también la inocencia y la ingenuidad,
la asimetría con los adultos debe saldar,
es obediente, sin sumisión y con voluntad.

Tiene organismo con vitalidad y armonía,
es salud y la plenitud que da serenidad,
es inteligencia que le permite ergonomía,
es reserva no visible para la humanidad.

Es inconsciente de su origen y gran valía,
es sin tiempo y es unidad con la fuente,
resiliente, resiste y rechaza con categoría,
ES EL NIÑO, la vía para tenerla presente.

Vínculo con Emmita


Me conecto como niño desde el centro,
con palabras muy claras y bien meditadas,
me mantengo en unidad para el encuentro,
uso la inteligencia sin intelecto ni coartadas.

Prefiero la comunidad a la confusa sociedad,
soy niño y soy criatura, la sutileza y la ternura,
muéstrame con el ejemplo concreto la claridad,
ten paciencia, serenidad y evita la premura.

No predomina en mi la humana racionalidad,
mis sentidos son por la sensibilidad superada,
y la mente limitada por el ente con cordialidad,
si me acompañas observarás con clara mirada.

Me inserto en ambiente, el tiempo y la cultura,
pero todo parte de la imaginación y la conexión,
capto la verdad, bondad y la belleza muy pura,
contemplo, medito y soy la auténtica reflexión.

Con Amor para Emmita Emiliana en su cumpleaños

Bosco Alcívar Dueñas.     Emma Garcia Vera. 

Amor topográfico

Si buscas el amor solo por debajo del ombligo, en ese lugar encontraras placer y si acaso felicidad, en la comida, el sexo y el dinero, que, siendo muy necesarios, también nos exponen al peligro.

El amor como expresión de lo divino nos da alegría y dicha y se encuentra detrás y arriba del ombligo, pero justo por debajo de los hombros.
En ese lugar se trasciende con plenitud y gozo.

Hay inteligencia y claridad libre de asombros.